El grupo Teka ha comprado el cien por cien del capital de las compañías Vitrogar, fabricante de vitrocerámicas, y Lackey, especializada en hornos de cocina, que emplean a unas 300 personas. La valoración de ambas compañías asciende a 30 millones de euros, aunque aún no se ha cerrado el precio definitivo de la operación, informó hoy Teka, que señaló que la compra se enmarca en su política de controlar todos los aspectos esenciales de su negocio principal.