El grupo automovilístico italiano Fiat ha cerrado el tercer trimestre del año con un beneficio neto de 454 millones de euros, que frente a los 200 millones del mismo periodo de 2006 supone un aumento del 127%. El resultado de la gestión ordinaria ha progresado en el tercer trimestre del año un 74,5%, hasta 745 millones de euros, y los ingresos han crecido un 17,4%, hasta alcanzar los 13.858 millones de euros. A 30 de septiembre, el endeudamiento neto del grupo era de 1.400 millones de euros, tras crecer 552 millones de euros respecto a finales de junio, pero aún por debajo de los 1.800 millones que registró a 31 de diciembre de 2006.