El grupo de bebidas Diageo suprimirá 900 puestos de trabajo en Escocia como parte de un plan de reestructuración de su negocio, que incluye el cierre de su histórica destilería en Port Dundas, cerca de Glasgow. Además de Port Dundas, destilería que ha elaborado whisky desde 1810, Diageo cerrará la planta de empaquetado en Kilmarnock, en Ayrshire, al suroeste de Escocia.  Los empleos serán recortados durante los próximos dos años, pero Diageo ha puntualizado que se crearán 400 puestos en la zona debido a la expansión de su planta de empaquetado en Fife, al este escocés.