El Gobierno portugués anunció hoy la creación de una nueva línea de crédito por 1.000 millones de euros destinada a garantizar el acceso al mecanismo de seguro de crédito comercial a las empresas portuguesas que operen en mercados de la OCDE. El Ministerio de Finanzas, revela en un comunicado, que "para este efecto, el Estado creó un nuevo mecanismo de seguro de crédito con garantía al Estado, abierto a las cinco aseguradores que operan en el mercado portugués, que permitirá que las empresas penalizadas por el aumento de exigencias en términos de análisis de riesgo del crédito comercial, continúen accediendo a él". Aunque matizan que ese acceso al crédito comercial tendrá "ciertos límites", definidos, en términos "de la cantidad por perfil de riesgos de la operación y del asegurado".