En medio de la gran presión existente por tener la mayor tasa de paro de la Unión Europea, el Gobierno español aprobó el viernes nuevas medidas para apoyar la creación de empleo con un valor de unos 1.500 millones de euros. Entre otras medidas, el Gobierno ofrecerá a las empresas incentivos para contratar trabajadores desempleados. El Gobierno español ha realizado grandes esfuerzos para reactivar la dañada economía del país con esfuerzos de estímulo fiscal con un valor aproximado de 21.000 millones, un 2% del PIB, en 2008 y EUR31.280 millones, un 3% del PIB, en 2009.