España decidirá después del verano si en 2010 elevará los impuestos para las rentas altas o reducirá los beneficios fiscales, según dijo la ministra de Economía, Elena Salgado, el domingo en una entrevista con el diario El País. "En septiembre tendremos mejores datos y será el momento de tomar decisiones", declaró Salgado.
La titular de Economía señaló que es demasiado pronto para decir si el débil consumo doméstico ha reaccionado a medidas de estímulo como la deducción anual de 400 euros del IRPF o si podría aplicarse un incremento del IVA.