El Gobierno de Alemania se mostró hoy "sorprendido" por las críticas del comisario europeo de Industria, el alemán Günter Verheugen, al sistema de supervisión bancaria de este país a cuya laxitud atribuyó el enorme volumen de productos arriesgados que se han acumulado en las entidades financieras. "Sorprende su grado de desconocimiento de los hechos", dijo hoy el portavoz del ministerio de Finanzas, Torsten Albig, en respuesta a las críticas de Verheugen, quien en una entrevista que publica el diario Süddeutsche Zeitung afirma que "Alemania ha sido el campeón del mundo en negocios bancarios arriesgados". Según el comisario, en ningún otro sitio del mundo, ni siquiera en Estados Unidos, los bancos, sobre todo los públicos, "se metieron en riesgos tan incalculables, con consecuencias dramáticas para el contribuyente".