El gigante administrador de bonos Pacific Investment Management Co, el magnate Gerald J. Ford y una división de Legg Mason Inc buscan alternativas para comprar activos tóxicos de los bancos, según ha recogido el diario New York Post. Citando personas cercanas al asunto, el periódico dijo que PIMCO, Ford y Western Asset Management, de Legg Mason Co están entre los potenciales inversores. Los interesados consideran usar un vehículo similar a un fideicomiso de bienes raíces, que podría vender títulos al público y usar esos fondos comprar hipotecas residenciales y comerciales de alto riesgo.