El gasto público italiano ha superado en 2006 el 50 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), situación que no se producía desde hacía diez años. En concreto, el gasto público se situó el año pasado en el 50,5 por ciento del PIB, frente al 48,6 por ciento de 2005. El incremento de la relación entre gasto púbico y el PIB se ha visto afectado por el reembolso de Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) para los coches de empresa, después de una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.