El gasto en prestaciones por desempleo asciende en el mes de junio a 1.566 millones de euros, lo que supone un incremento del 34,3 por ciento con respecto al mismo mes de 2007, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración. A final de dicho mes había 1.687.377 beneficiaros de prestaciones por desempleo, el 24,4 por ciento más que un año antes. El gasto medio mensual por beneficiario, incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social y sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, fue de 984,4 euros, un aumento de 55,5 euros (6 por ciento) con respecto al mismo mes del año anterior. La cobertura bruta del sistema mejoró el 10,2 por ciento en comparación con el mismo mes de 2007, hasta el 85,84 por ciento, mientras que la neta (excluye a los perceptores del subsidio de trabajadores eventuales agrarios y de agrícolas fijos) subió el 7,8 por ciento, hasta el 98,35 por ciento.
En junio se solicitaron 476.218 prestaciones de desempleo, un 27,9 por ciento más que en el mismo mes de 2007 y se tramitaron 422.604 altas, que suponen un aumento del 24,3 por ciento. El tiempo medio empleado para el reconocimiento de una prestación fue de ocho días, dos más que en el mismo mes del año anterior. El número de beneficiarios extranjeros en junio fue de 178.230, un 83,4 por ciento más que en 2007, incremento que fue superior en en el colectivo procedente de países comunitarios (85,3 por ciento). Los beneficiarios extranjeros representan el 10,6 por ciento del total y suponen el 68,87 por ciento de los demandantes de empleo extranjeros. El gasto en prestaciones de los beneficiarios extranjeros en junio fue de 153,3 millones de euros, el 94,1 por ciento más que en 2007 y el 9,8 por ciento del gasto total.