Las indemnizaciones por despido costaron 118,4 millones de euros a las empresas en el segundo trimestre del año, un 26,2% menos que en los tres meses anteriores, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración recogidos por Europa Press. Pese a este descenso, el coste de los despidos supuso casi dos veces más que lo desembolsado en el mismo periodo del año 2008, cuando las empresas tuvieron que pagar indemnizaciones por despido por valor de 65,3 millones de euros. Del total abonado por las empresas entre abril y junio,82,1 millones de euros correspondieron a despidos por sentencia, cifra un 7,1% superior a la registrada en el trimestre anterior. Por su parte, los despidos por conciliación, a los que las empresas dedicaron 36,3 millones de euros, descendieron un 56,7%.