La nueva tarifa de último recurso de gas natural, estrenada el 1 de julio como parte del proceso de liberalización del sector, arrancará con una subida para los hogares a partir de mañana sábado 12 de julio de entre el 2,6% y el 3% con respecto al anterior precio regulado, fijado a comienzos de abril. Los consumidores domésticos acogidos a las tarifas T.1 y T.2 pagarán 5,421 céntimos por kilovatio hora (kWh) y 4,657 kWh, respectivamente, como parte del término variable, lo que conlleva subidas del 2,6% y del 3%. La T.1 corresponde a consumos inferiores a 5.000 kWh al año, mientras que la T.2 incluye demandas de entre 5.000 y 50.000 kWh anuales.