El consejo ejecutivo del Fondo Monetario Internacinal (FMI) autorizó hoy la distribución de 250.000 millones de dólares (175.820 millones de euros) en derechos especiales de giro (DEG) entre los 186 países miembros de la institución con el objetivo de proporcionar liquidez al sistema económico global, informó la organización internacional.  En concreto, la institución dirigida por Dominique Strauss-Kahn informó de que alrededor de 100.000 millones de dólares (70.335 millones de euros) de los nuevos fondos que serán distribuidos irán destinados a los países emergentes y en vías de desarrollo, de los que aquellos países con menores ingresos percibirán más de 18.000 millones de dólares (12.657 millones de euros).