El euro resiste en la franja de los 1,35 dólares a media jornada en el mercado de divisas de Fráncfort, aunque algo más debilitado que en la apertura. La moneda única europea se cotizaba hacia las 11.00 GMT a 1,3532 dólares, frente a los 1,3553 de la apertura. El euro se pagaba ayer a 1,3699 dólares, ligeramente por encima del cambio oficial fijado por el Banco Central Europeo (BCE), 1,3682 dólares.