El euro recuperó hoy la cota de 1,36 dólares, que no alcanzaba desde mediados de mayo, impulsado por los buenos datos económicos de la eurozona y la debilidad del dólar antes de la celebración del Día de la Independencia en EEUU. El euro subió en el mercado de divisas de Fráncfort y hacia las 14.30 horas GMT cotizaba a 1,3614 dólares, frente a los 1,3506 dólares del viernes por la tarde y los 1,3543 dólares de esta mañana. Según una operadora del mercado de divisas de Fráncfort, los datos inesperadamente buenos del índice de gestores de compras del sector manufacturero de la eurozona, que mejoró, sobre todo, por el impulso de Alemania, benefició al euro, que se apreció rápidamente una vez superada la cota de 1,3550 dólares.