El BoJ en la madrugada del martes anunció las medidas que se esperaban, ampliación de la meta de inflación hasta el 2% y programa de flexibilización monetaria agresiva mediante nuevas compra de activos, aunque retrasa estas últimas hasta 2014 decepciona en principio las expectativas del mercado.

En esta tesitura, la potente resistencia de los 120 yenes por euro tendrá que esperar y el cruce se tomará un ligero descanso. En cualquier caso, la noticia es coincidente con los fuertes niveles de sobrecompra en eurjpy que sin duda alguna debe dejar algo de retroceso antes de agarrar direccionamiento definitivo. En este sentido, la potente media semanal de las 200 sesiones creemos que se ha convertido en un soporte consistente.

Más que interesante es la situación en eurusd. De momento el euro no puede con la resistencia clave de 1.3350 y en este sentido vamos a fijarnos en el cierre de este mes en relación con este nivel. Tengamos en cuenta que el BCE por el momento está ajeno tanto la guerra de divisas de los principales bancos centrales, como a los estímulos cuantitativos agresivos que están llevando a cabo países como Estados Unidos o Japón para impulsar su competitividad. El precio en el cruce eurusd descuenta niveles mas poderosos hacia los 1.40 lo que sin duda está asociado a un paulatino escenario de relajación de las primas de riesgo en la eurozona. A medida que el gobierno español vaya haciendo los deberes con el déficit presupuestario y la situación política vaya estabilizándose el euro debe ir ganando fuerza. Recordamos la analogía que hicimos la semana pasada entre los niveles mínimos históricos de volatilidad en eurusd y la certidumbre asociada a la recuperación del cruce.

Técnicamente, el objetivo de 1.40 es coincidente con el 38% de la extensión del rally, esperamos por tanto a cotejar si tenemos vela de breakout a final de mes sobre la resistencia mencionada de 1.3350.

Gráfica eurusd




Por último, tal y como dijimos la semana pasada, estaremos atentos a las commodities currencies o divisas como el kiwi o aussie australiano. Con una fuerte correlación con el metal precioso y dado el potente escenario de inflación que puede producirse en Estados Unidos con los estímulos acometidos, vamos a fijarnos en la rotura de la resistencia clave de 0.8470 en nzdusd, a priori cruce con clara tendencia alcista de largo plazo. Recordemos que si la depreciación del dólar es la causa y no la consecuencia de un panorama económico favorable, suben la bolsa y las materias primas creándose un potencial escenario de inflación en Estados Unidos con lo cual la recuperación económica estaría asentada sobre cimientos mucho más débiles.

Gráfica nzdusd



El cruce eurnzd nos servirá de guía interesante a la hora de descontar un escenario de debilidad del dólar como consecuencia de un panorama económico favorable a los activos de riesgo, o por el contrario el que acabamos de describir con inflación y freno. En cualquier caso, recordar que el debilitamiento del dólar favorece a EEUU al aumentar el valor de las ganancias de las empresas del país en el exterior y abaratar sus exportaciones.