Ya lo auguraban cada vez más voces expertas… el euro corrige, corrige y no parece que quiera dejar de hacerlo. La moneda comunitaria cumple el guión marcado por los analistas y pierde la zona de 1,23 dólares totalmente desmotivada por toda la preocupación que invade a Europa con sus problemas de deuda soberana así como el retraso de la recuperación económica. Un entorno más que difícil para el viejo continente y que tiene su principal reflejo en el euro que, después de haber tenido que escuchar acusaciones de hasta su posible desaparición, vuelve a agachar la cabeza frente al dólar. ¿Próximo nivel? No se descarta que llegue a rozar 1,12 unidades.
Sin prisa pero sin pausa, el euro sigue paso a paso su descenso frente al dólar. Y es que los ánimos se deslizan por un escenario de dudas, el que invade a Europa ante todos los problemas de deuda soberana y medidas anti-déficit como en el caso español y que no parecen estar convenciendo al mercado. Castigo a la confianza de los inversores que golpean una vez más al euro: pierde el nivel de 1,23 dólares -en mínimos desde 2005- y acumula una caída del 7% respecto al billete verde en mayo y del 14% en lo que va de año.

¿Cómo próximo soporte?

Varios niveles candidatos a ser el próximo soporte del euro-dólar. Una vez rota la zona de 1,23 unidades, "la situación del euro podría complicarse si al cierre volviera a cotizar por debajo de ese nivel", explica Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, quien establece como nuevos objetivos bajistas para el euro "el nivel de 1.17 dólares en primer lugar y en 1.14 en segundo".

Mas allá va Damián Querol, director de análisis de Banco Gallego, quien asegura que “en un tiempo relativamente corto podrían verse niveles de 1,12-1,13 dólares”. Es por ello que su recomendación pasa por “si tenemos dólares seguir en ellos hasta que no veamos una mejora del euro respecto a la divisa norteamericana”. Y es que uno de los mercados en los que más repercusión han tenido las medidas contra el déficit es el de divisas. En él –explica Querol- “el euro se verá penalizado frente al dólar por los problemas de déficit en los países periféricos europeos que harán que la implementación de las medidas estructurales lleve un tiempo, por el mayor crecimiento de EE.UU. frente a Europa, por la posible subida de los tipos de interés antes allí que aquí y por el mejor panorama de la bolsa americana”.

Como recuerda Soledad Pellón, analista de IG Markets, “Estados Unidos está pendiente ya de subir tipos de interés aunque no lo harán tan pronto, no porque no estén preparados, sino porque no les interesa ahora mismo fortalecer tanto a su divisa y porque supondría una pésima situación para Europa que no convendría”. Eso sí, un euro débil fomenta las exportaciones de la Unión Económica Europea y que podría empezar a perjudicar las de Estados Unidos”, aclara Sara Pérez-Frutos, directora de Dracon Partner EAFI.

Algo más positivo se muestra Samuel Sierra, experto en opciones. "Ahora estamos en el soporte de los 1,23 que ya funcionó hace año y medio (noviembre del 2008), por lo que desde mi punto de vista y como primer toque a esta zona de soporte, creo que aguantará en este nivel y habrá un primer rebote al alza a cotas superiores (posiblemente a buscar los 1,30 desde aquí)". Como en todo -continúa este experto-  "el camino se demuestra andando y está por ver si este soporte aguantará ante una continuada presión alcista de la moneda americada (y bajista del euro) teniendo encuenta un escenario macroeconómico y político un tanto revuelto en la Eurozona, pero por el momento apostaría por el rebote desde estos niveles".