El Euribor retomó hoy su racha bajista y se situó en el 1,802 por ciento en su negociación diaria, después de que el viernes subiese trece centésimas tras conocer el recorte en sólo 25 puntos básicos de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE). El indicador más utilizado para el cálculo de las hipotecas en España colocó su media mensual en el 1,8 por ciento, tras cerrar marzo en el 1,909 por ciento, una tasa que ya ha sido confirmada por el Banco de España y que es la más baja de sus diez años de historia.
El Euribor acumula prácticamente seis meses consecutivos de descensos desde el pasado 10 de octubre de 2008, coincidiendo con la decisión del BCE de acometer una serie de recortes de los tipos de interés, si bien esta tendencia se ha visto truncada en dos ocasiones: el 19 de febrero de este año, cuando repuntó ligeramente del 2,083 por ciento al 2,085 por ciento, y el pasado viernes.

La bajada del pasado viernes elevó al indicador al 1,804 por ciento, desde el 1,791 por ciento del jueves, día en que registró la menor tasa diaria de su historia y se conoció el nuevo recorte de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE), que situó el precio del dinero en el 1,25 por ciento, una rebaja inferior a la esperada por los mercados, que preveían un recorte de hasta el 1 por ciento.

Pese a ello, los expertos esperan que el indicador, que suele evolucionar de forma paralela a la de los tipos de interés, siga bajando en los próximos meses y se sitúe a finales de este año entre el 1,25 y el 1,75 por ciento, después de que el BCE dejase la semana pasada de nuevo puerta abierta a nuevas bajadas en el futuro.

De este modo, las hipotecas se continuarán abaratando a lo largo del año en mayor proporción de lo que lo harán para los que las tengan que revisar en abril, que tras el descenso de marzo verán bajar entre 2.500 y 5.000 euros al año sus préstamos.