El Euríbor, índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas en España, bajó hoy por séptima jornada consecutiva y situó su tasa diaria en el 1,330%, lo que significa cuatro milésimas por debajo del nivel que marcó ayer (1,334%) y un nuevo mínimo histórico. El indicador que fijan los principales bancos europeos ahonda así en la racha de descensos que retomó tras un paréntesis de cuatro días hábiles desde el 5 al 10 de agosto. Con anterioridad, describió un descenso ininterrumpido durante 40 días, pulverizando mínimos históricos casi todos los días.