El diferencial entre la deuda española y la alemana subió hoy dos milésimas en la apertura de la sesión del mercado secundario de deuda pública y quedó situado en 0,755 puntos, al alcanzar las obligaciones españolas a diez años un rendimiento del 3,849% y las alemanas, el 3,094%. De esta forma, la rentabilidad de los bonos españoles iniciaba el día por encima del 3,830% con que terminó ayer, en tanto que su precio -que evoluciona al contrario del rendimiento- bajaba hasta el 101,24%, desde el 101,40%.