La balanza por cuenta corriente de la Zona Euro aumentó su déficit en mayo hasta los 8.600 millones de euros frente al superávit de 1.600 millones de euros en abril en términos desestacionalizados, según el Banco Central Europeo. El déficit de abril se revisó a la baja desde los 4.000 millones de euros provisionales. Los economistas encuestados por Thomson Financial News esperaban un superávit de 900 millones en mayo. En los 12 meses hasta mayo el déficit de cuenta corriente era de 200 millones de euros.