El déficit por cuenta corriente de la Eurozona alcanzó los 12.700 millones de euros en enero, lo que supone un incremento del 67,10% respecto a los 7.600 millones de euros alcanzados un mes antes.