Los futuros del barril tipo West Texas anuncian un ligero repunte del 0,08%, justo para recuperar los 72 dólares, mientras que el euro se mantiene estable justo en 1,44 dólares. Los mercados de divisas y petróleo prácticamente se paralizan a la espera de las decisiones que adopten en unas horas el BCE y el Banco de Inglaterra.