El precio del crudo de Texas ha arrancado la segunda sesión de la semana con una pronunciada tendencia al alza y una hora después de la apertura del mercado se negociaba a más de 117 dólares por barril, dos dólares más caro que al final de la jornada anterior. Los inversores temen que el Huracán Gustav pueda afectar a la oferta procedente del Golfo de México. En los primeros minutos de negociación en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) los contratos de Petróleo Intermedio de Texas para entrega en octubre llegaron a cambiarse a 117,89 dólares, lo que supone un avance del 2,4% respecto a los 115,11 dólares a los que acabaron en lunes.