El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, se ha mostrado 'convencido' el viernes de que el crecimiento en Europa perderá velocidad en 2008 debido a la crisis financiera actual. A su juicio, el crecimiento en Europa perderá velocidad por las consecuencias inmediatas y a medio plazo de esta crisis. Juncker cree que la crisis financiera "nos va a dar trabajo durante buena parte del 2008 y que habrá que ver en qué medida y con qué intensidad las turbulencias financieras tendrán impacto en la economía real".