Los gastos de consumo de los hogares de EEUU aumentaron en junio por segundo mes consecutivo, un 0,4% con respecto al mes anterior, a pesar del descenso de sus ingresos, según cifras publicadas este martes por el Departamento del Comercio. Esta cifra es superior a lo esperado por los analistas, que lo estimaban en 0,3%.