El dato de coeficiente de ocupación de Iberia en junio no fue negativo, dado que la aerolínea ha ajustado su capacidad, indica Banesto. Ante más recortes de capacidad en el futuro, la rentabilidad de la compañía podría aumentar cuando se recupere la demanda, lo que impulsaría el coeficiente de ocupación. Recomienda sobreponderar, con un precio objetivo de 2 euros.