El plan del país germánico de cerrar todas sus plantas nucleares antes de 2022 producirá 40 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono más al año si decide volver a los combustibles fósiles.


Las emisiones adicionales podrían incrementar la demanda de permisos de carbón de la Unión Europea, por parte de Alemania, lo que aumentaría un poco los precios del carbón y los costes de la contaminación para la industria de la UE, según informa la CNBC.

"Vamos a ver un repunte de quema del carbón alemán” ha dicho el analista de Barclays Capital, Amrita Sen. “A largo plazo, utilizarán más las energías renovables y el gas, pero este año y el próximo, vamos a ver un montón de apoyo a la quema de carbón.”.

La salida de las nucleares se ve más como una medida políticas que técnica, ya que la canciller alemana, Angela Merkel, trata de captar el sentimiento anti-nuclear en las secuelas de la crisis de Fukushima.

Mientras tanto, E.ON va a demandar al gobierno por la pérdida de miles de millones de euros en daños y perjuicios, derivados de la decisión de abandonar la energía nuclear en la próxima década.

“La compañía espera una indemnización adecuada a los daños relacionados con estas decisiones por valor de miles de millones de euros” han afirmado desde E.ON. Un portavoz de la empresa ha dicho que acortar la vida útil de las plantas de energía nuclear y cargar un impuesto al combustible nuclear es ilegal en sí mismo y que también se ha violado el derecho de la U.E. que prohíbe la discriminación contra la energía nuclear.

Los ecologistas dieron la bienvenida a este cambio, aunque algunos exigieron un proceso más rápido y esperan que un cambio hacia las renovables, evitando los residuos radioactivos.

Sin embargo, los analistas dicen que la medida también traerá un aumento de los gases de efecto invernadero, el equivalente a las emisiones anuales de Eslovaquia si Alemania decide utilizar el gas y el carbón para evitar un vacío en la generación de energía.

Este cálculo implica un cierto escepticismo en la afirmación de la coalición de gobierno que dijo que se reduciría la demanda de energía y se ampliaría el uso de las energías renovables como la eólica y la solar.
E.ON se ha apuntado un 0,92% hasta los 19,74.