El Banco Espírito Santo (BES) registró en el primer trimestre de este año unos beneficios de 145,9 millones de euros, lo que supone un aumento del 4,4% respecto al mismo período del año anterior, según ha anunciado hoy la entidad en comunicado. El área internacional fue determinante para el crecimiento del beneficio neto, que aumentó en esta división un 66,2% hasta los 36,8 millones de euros. La Rentabilidad de Capitales Propios (ROE) ascendió al 14,8%.