UniCredit  anunció el miércoles que su beneficio neto del tercer trimestre se redujo un 26% interanual debido al descenso del margen de intereses y las comisiones y a pesar del aumento del beneficio por negociación bursátil.  El beneficio neto trimestral fue de 394 millones de euros, un 26% inferior a los 532 millones de euros del año anterior y un 20% más bajo que los 490 millones de euros logrados en el segundo trimestre.  La cifra estuvo también por debajo de las previsiones de los analistas de 408 millones de euros.