El beneficio neto del grupo de energías renovables Fersa se disparó hasta los 1,25 millones de euros en el primer trimestre del año, frente a las ganancias de 15.290 euros del mismo período de 2007, según ha informado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Este salto en los números negros se atribuye al aumento de la potencia atribuible, que incluye los parques en explotación, autorizados y en promoción, que pasó de los 440 megavatios (MW) del 31 de marzo de 2007 a los 10.990 MW de la misma fecha de este año. El importe neto de la cifra de negocio de Fersa ascendió a 4,89 millones de euros, frente a los 1,65 millones del mismo período de 2007, lo que supone un alza del 196%. De los 10.990 MW de potencia atribuible a Fersa, el 89% se encuentra fuera de España, en países como China, Rusia, Italia y Panamá.