La compañía de telefonía Verizon aumentó un 4,5% su beneficio en el último trimestre, debido en parte a los resultados favorables en su división de telefonía móvil, según datos divulgados hoy por la empresa.
Al finalizar su segundo trimestre fiscal, que cerró el 30 de junio, había logrado un beneficio neto de 1.683 millones de dólares o 58 centavos por acción, comparado con 1.611 millones o 55 centavos por título en igual periodo del año anterior. Los ingresos totales llegaron a 23.273 millones de dólares, lo que representa un alza del 6,4% respecto de lo conseguido en igual periodo del año anterior. Los analistas consultados por la firma Thomson Financial preveían una ganancia de 58 centavos por acción e ingresos en torno a 22.980 millones de dólares. Durante el trimestre añadió una cifra neta de 1,3 millones de clientes a sus servicios de telefonía móvil, con lo que eleva a 62,1 millones el total de suscritos a esos servicios, informó la empresa en un comunicado. También añadió 167.000 clientes a sus servicio de televisión por cable, hasta un total de 515.000 suscriptores e incorporó 203.000 clientes a sus servicios de Internet, hasta un total de 1,1 millones. Además de los resultados trimestrales, se anunció hoy la compra por Verizon Wireless de la empresa Rural Cellular Corp. en una operación valorada en 2.670 millones de dólares, incluida la asunción de deuda. Verizon Wireless, que es una alianza estratégica entre Verizon y Vodafone, pretende con esa adquisición ampliar sus servicios de telefonía móvil en zonas rurales y añade más de 700.000 clientes, distribuidos por estados del Noreste, el Sur y el centro de EEUU, entre otras áreas. Los accionistas de Rural Cellular recibirán 45 dólares en efectivo por cada título que posean, lo que representa una prima del 41% respecto del precio de cierre del viernes en la bolsa neoyorquina. Las acciones de Verizon se depreciaban hoy alrededor de un 2% en la bolsa de Nueva York y se negociaban a un precio de 41,15 dólares, 84 centavos menos que en la sesión anterior.