Los beneficios de la compañía estatal Petrochina cayeron un 31,5% en el primer trimestre de este año respecto al mismo periodo de 2007 y fueron de 4.120 millones de dólares (2.640 millones de euros). Según la compañía, la brecha entre los altos precios del crudo en el extranjero y el control de los precios de los productos refinados por parte del Gobierno chino le provocó "grandes pérdidas en el primer trimestre". Petrochina Company Limited (Petrochina) es subsidiaria de la China National Petroleum Corporation (CNPC), la mayor productora de crudo del gigante asiático.