La Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios impuso una multa de tres millones de euros al Banco Comercial Portugués (BCP), la mayor de la historia en el país, por la venta ilegal de acciones a pequeños clientes. Sin embargo, el mayor banco privado portugués han informado hoy de que la CMVM permitirá que la multa sea reducida a medio millón de euros, si la entidad financiera cumple una serie de condiciones. Entre estas medidas, el BCP -participado por el banco Sabadell español, con el 3,95%- debe informar al organismo regulador de los clientes y accionistas que manifestaron su deseo de ser indemnizados por esta venta ilegal y que todavía no la han recibido.