La especulación se hace realidad. El mandatario del BCE ha confirmado que la entidad está en el mercado secundario de la deuda y planea seguir ahí.  La entidad no es la única que está adquiriendo deuda pública española. Entretanto, la prima de riesgo sigue por debajo de los 300 puntos básicos.

Rebajar la presión sobre la deuda soberana de la Zona Euro. Era el objetivo mantenido por Jean Claude Trichet, presidente del BCE, durante la última reunión de la entidad el pasado jueves. Y ayer lo consiguió: la prima de riesgo de España se mantiene por debajo de los 290 puntos básicos - tras haber superado los 400 puntos la semana pasada -. Según informa Reuters, Trichet habría confirmado que está en el mercado secundario y que planea seguir ahí.

Pero no sólo el BCE adquiere deuda pública española.  También el Banco de España apoya la financiación del Estado, aunque lo hace con fines distintos. En estos momentos, el saldo de deuda pública que mantiene el supervisor bancario en cartera alcanza un récord de 20.824 millones de euros, según sus últimos datos a 30 de junio. Esto supone una cuantía un 1,85% más elevada que en mayo y un 27% más que el mismo mes del año anterior. No obstante, dentro de ese importe también se contabilizan posibles inversiones en deuda de las administraciones públicas.

El Banco de España ha ido incrementando el volumen de deuda pública española que mantiene en cartera a lo largo de los años. En julio de 2010, llevó a cabo la mayor compra neta, de 922 millones en un mes, desde septiembre de 1991.