El petróleo retrocedía el miércoles hacia los 45 dólares el barril, al quedar nuevamente en evidencia la fuerte caída que ha sufrido la demanda mundial de crudo. El informe semanal de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés) de Estados Unidos mostró que los inventarios de crudo en el mayor consumidor mundial crecieron en 700.000 barriles la semana pasada. Si bien la demanda de gasolina permaneció en un nivel relativamente fuerte en Estados Unidos, al aumentar un 1,6% en las últimas cuatros semanas frente al mismo período del año pasado, el consumo total de productos refinados en ese país cayó a una tasa interanual del 2,1% debido a que la recesión ha erosionado la demanda.