El Banco de Japón mantuvo el jueves sin cambios su previsión sobre la economía en su informe mensual, y reiteró su preocupación porque es probable que la economía japonesa se siga deteriorando. En su informe publicado el jueves, el banco central también ofreció una proyección sombría para la economía mundial, afirmando que las condiciones económicas fuera de Japon se han deteriorado. "Se espera que las exportaciones sigan decreciendo por el deterioro de las condiciones económicas fuera de Japón y por la apreciación del yen", indicó el banco central. "La demanda privada interna también podría debilitarse al disminuir los beneficios corporativos y deteriorarse las condiciones de financiación a las empresas, y al empeorar la situación del empleo y los ingresos".