El Banco Guipuzcoano ha registrado un beneficio neto atribuido de 40,1 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un incremento del 13,3% respecto a igual periodo de un año antes. Además, el margen de explotación mejoró un 28,1% hasta los 94,6 millones de euros.