El Banco de Japón ha decidido mantener sus tipos de interés en el 0,5 por ciento por sexto mes consecutivo, tal como esperaba el mercado. La decisión se ha tomado por ocho votos a favor de la propuesta del gobernador Toshihiko Fukui de mantener el precio del dinero en el nivel actual, por uno en contra.