Linde ha defendido la actuación del Banco de España en la resolución de Banco Popular y ha explicado que la entidad que preside se limitó a suministrar liquidez y comprobar que Banco Santander era adecuado para la compra.

Linde ha defendido la actuación de la entidad que preside en la resolución de Banco Popular dictada por el Mecanismo Único de Resolución (MUR) y ha reiterado que no se trató de un problema de solvencia, sino de liquidez.

Durante una comparecencia en el Congreso de los Diputados, ha insitido en varias ocasiones que el Banco de España no participó en el proceso de resolución, sino que se limitó a suministrar líneas de liquidez de emergencia en base a la normativa y a confirmar que el Santander era un banco idóneo para la compra.

Linde ha subrayado que el Banco Popular, de acuerdo con las normas, era solvente hasta el 5 de junio y ha reiterado la resolución se produjo por cuestiones de liquidéz y no de solvencia.