El grupo bancario belga KBC ha anunciado la venta su filial luxemburguesa KBL a Precision Capital, entidad que representa a un inversor de Qatar, por 1.050 millones de euros.

La operación deberá finalizar durante el primer trimestre de 2012, previa autorización de las autoridades de control pertinentes, y permitirá a KBC incrementar su capital de primera calidad, indicó la entidad en un comunicado.

El consejero delegado de KBC, Jan Vanhevel, señaló que la venta responde a la situación "agitada" de los mercados en los últimos meses, ya que permite un despliegue "estratégico" para continuar concentrando las operaciones de la entidad en sus principales mercados.

KBC centra su actividad en los servicios de banca comercial y seguros en Bélgica y en varios países de Europa central y oriental.

El anuncio se produjo casi a la vez que el Gobierno luxemburgués señaló que están muy avanzadas las negociaciones para que un grupo de inversores de Catar se haga cargo de la filial luxemburguesa del banco francobelga Dexia.

El Estado luxemburgués también entrará en el capital de la filial de Dexia con "una participación minoritaria", ya que considera que el banco, el más grande y activo del país, tiene "un carácter sistémico" en la economía nacional, anunció el ministro de Finanzas luxemburgués, Luc Frieden, en una rueda de prensa.

"Las negociaciones todavía continúan", declaró a Efe un portavoz del Ejecutivo del Gran Ducado.

La administración luxemburguesa confía en que pueda cerrarse un acuerdo a finales de este mes, aunque los medios belgas dan por hecha la operación.

Según la agencia belga, el grupo de inversores que negocia la adquisición de Dexia BIL está relacionado con la familia real catarí.