Cada una de las 350 concesionarias en Estados Unidos de la división Saturn de General Motors Corp. recibirá ofertas para continuar vendiendo los vehículos bajo un acuerdo preliminar anunciado el viernes para vender la marca a Roger Penske. Según el acuerdo de entendimiento entre GM y Penske, esta última compañía, que dirige la cadena de concesionarias Penske Automotive Group  asumirá el control la distribución y las operaciones de las marcas, servicios y partes relacionados con Saturn. "Tendremos una compañía completamente independiente y simplificada", dijo el viernes Penske durante una conferencia telefónica. GM se acogió el lunes a la protección de las leyes de bancarrota en Estados Unidos. La marca Saturn fue lanzada en 1984 para competir con los vehículos fabricados por rivales extranjeros como Toyota Motor Corp.