El 70% del tráfico aéreo del aeropuerto de Barcelona-El Prat pasará por la nueva terminal T-1 a partir del miércoles, 9 de septiembre, día en que se trasladarán a la terminal 17 compañías aéreas