La reunión entre Geithner y el ministro de finanzas francés demuestra “un poco más de lo mismo que estamos viendo en los últimos días. Lo que deja claro es que Estados Unidos apoya las medidas que se tomen en Europa, sean las que sean, porque lo que quiere es que las medidas se tomen, que no haya contradicciones y que esto termine cuanto antes”, reconoce Soledad Pellón, estratega de Mercados de IG MArkets.
Y todo esto con la vista puesta en el viernes, día de la cumbre de los líderes europeos, con la advertencia de la agencia de calificación S&P. Pellón reconoce que “ha dado la visión de vaso medio lleno porque ha dicho que las posibilidades de rebajar el rating son de un 50% pero por eso los mercados se han mantenido estables, por una parte tenemos la parte de que la crisis Europea se puede complicar mucho y por otra es que nos están presionando mucho y esto da lugar a que los líderes acepten todo, porque es posible que se bajen ratings, se encarezcan los costes de emitir deuda…y sólo por eso se podrían acelerar las medidas”.

Mañana Alemania se enfrenta a una subasta de bonos a cinco años. Pellón asegura que ya estamos viendo “la economía no se libra de la crisis, todo el mundo estaba dispuesto a comprar deuda y vemos cómo al final las llamas de Europa le están llegando. Lo vimos con la colocación de bonos a diez años que no se pudo completar, pero sobre todo creo que vamos a ver mucha impaciencia esperando al viernes y con poco movimiento”.

BCE creo que tiene muy poco impacto real en la economía esa inyección de liquidez. Pellón reconoce que el crédito sigue sin fluir, el interbancario sigue sin funcionar, es una medida más de cara a los mercados que porque pueda influir en la sociedad. De ahí que sea tan importante la reunión del viernes. Sobre la prima de riesgo, esta experta reconoce que no miramos muchas vecesde dónde viene el estrechamiento. Si la rentabilidad del bono alemán aumenta la diferencia también disminuye “siempre es positivo que estemos por debajo de los 300 puntos básicos sobre todo de cara a los requerimientos de capital”.