La ADP prevé que EEUU destruyó 697.000 puestos de trabajo en febero