La economía de EEUU destruyó 190.000 empleos durante el pasado mes de octubre, mientras que la tasa de paro se incrementó hasta el 10,2%, cuatro décimas por encima del mes anterior y su nivel más alto desde abril de 1983, según los datos publicados por el Departamento de Trabajo, que destacó el incremento del paro en los sectores de la construcción, las manufacturas y el comercio minorista. De este modo, la economía estadounidense ha registrado un aumento de 8,2 millones de desempleados desde que la recesión comenzara en diciembre de 2007, mientras que la tasa de paro ha aumentado en 5,3 puntos porcentuales.