La nueva planta de procesamiento y envasado de arroz que Ebro Puleva está construyendo en Memphis (Estados Unidos) implicará el cierre en 2010 de las fábricas que actualmente funcionan en la misma ciudad del estado de Tennessee y de la de Houston, en Texas, con una reducción de plantilla de 150 trabajadores. El grupo prevé concluir 2009 con unas ventas de 886,4 millones y un Ebitda de 146,6 millones en Norteamérica.