Los resultados consolidados de los nueve primeros meses refuerzan la posición de la compañía, que continúa creciendo a doble dígito.
Los resultados presentados por Ebro Foods muestran el “éxito de la estrategia llevada a cabo por la compañía, que refuerza sus posiciones de mercado y continua creciendo a doble dígito.” Todo ello gracias al impulso gracias a la solidez de sus marcas, la constante implementación de medidas de ahorro, la creciente inversión en publicidad e innovación, el éxito en el lanzamiento de nuevos productos y la extracción de sinergias entre los diferentes negocios del Grupo” según se desprende de fuentes de la compañía.
 
El EBITDA alcanzó 197,5 millones de euros, un 15% más que en el ejercicio anterior mientras que el importe neto de la cifra de negocio se situó en  €1.254 millones.
 
En cuanto a las previsiones para el ejercicio completo, Ebro prevé alcanzar un EBITDA de 271 millones de euros, un 11% más que en el ejercicio anterior. El Beneficio Neto se incrementará un 120%, según la empresa, superando así los 387 millones de euros.