La aerolínea de bajo coste easyJet ofrecerá a los pilotos y al personal de cabina bajas no remuneradas en su intento por ahorrar 125 millones de libras esterlinas al año para septiembre de 2011.