Duro Felguera llega a subir hoy en bolsa más de un 40% en una sesión en la que coinciden informaciones sobre una oferta para la continuidad de la empresa, al tiempo que parece cercano un acuerdo de la compañía con su banca acreedora. Sin embargo, la compñaía ha desmetido dichas noticias.

Duro Felguera llega a subir más de un 44%, alcanzando los 0,54 euros por acción, ante informaciones sobre la posibilidad de que la compañía pueda salvar el concurso de acreedores. En concreto, según informa El Confidencial, se trata de una oferta de Blas Herrero, el dueño de la cadena de música y televisión Kiss FM. Asturiano de nacimiento, como Duro Felguera, estaría dispuesto a reunir junto a otros empresarios los 100 millones de euros mínimos necesarios para garantizar la continuidad del grupo de ingeniería.

El portal online también asegura que Banco Santander, el mayor acreedor de la compañía, va a conceder avales por 20 millones de euros para evitar el colapso del grupo.

El mismo medio señala que tras las retiradas de Acciona y Elecnor y la compleja oferta del fondo Bybrook, la alternativa de Blas Herrero es la que gusta a la banca –además de Santander, Sabadell, BBVA, CaixaBank y Bankia - y a Javier Fernández, el presidente socialista del Principado.

Así, parece que Duro Felguera había encontrado un rayo de luz en la delicada situación financiera que atraviesa. Tanto es así, que en la última sesión del año el grupo de ingeniería anunció a que las expectativas de resultados para el conjunto del ejercicio se verán afectadas negativamente por la evolución desfavorable de algunos proyectos.

El anuncio llegó después de que su presidente, Ángel del Valle, dimitiera en noviembre ante la presión de los bancos, tras resistirse en los meses anteriores pese a los graves problemas de tesorería del grupo y las investigaciones judiciales tanto en su contra como en contra de varios directivos por presuntos delitos de corrupción y blanqueo.

Duro Felguera registró unas pérdidas de 11,5 millones de euros al cierre del tercer trimestre, frente al beneficio de 1,5 millones de euros durante el mismo periodo del año anterior, según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La sociedad ha explicado que su actividad, tanto a nivel comercial como operativo, se está viendo afectada negativamente por su proceso de refinanciación. En concreto, señala que la falta de disponibilidad de líneas de riesgo está limitando la nueva contratación y dificultando el avance de los proyectos en cartera.

La contratación del grupo ascendió a 547,8 millones de euros entre enero y septiembre, lo que supuso un incremento del 70,6% con respecto al mismo periodo de hace un año; mientras que las ventas disminuyeron un 0,4%, hasta los 478,8 millones de euros. En España, la caída en las ventas fue del 31%, hasta los 44,7 millones de euros.

La mala situación empresarial en la que se encuentra la compañía se ve reflejada en su evolución bursátil, con un descenso superior al 70%.

Asimismo, los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión dan a Duro Felguera una puntuación de 0 sobre 10, compañía que se encuentra en fase bajista, con dicha tendencia tanto a medio como a largo plazo, con un volumen decreciente y una volatilidad creciente en ambos periodos.

Ante las subidas registradas y el importante volumen de contratación sobre las acciones, duro Felguera ha decidido comunicar, a través de un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que no se han producido variaciones en los procesos de desinversión en negocios y activos no estratégicos, conversión de deuda financiera y ampliación de capital con incorporación de nuevos socios.

Según los datos de Reuters, el volumen de negociación de Duro Felguera ha superado en más de 13 veces la media de los últimos 30 días, lo que ha motivado la reacción de la compañía.